Diccionario de cáncer

Como tratamiento medicamentoso se utilizan:

La hiperplasia benigna de próstata es el aumento del tamaño de la glándula prostática producido por un aumento relativo de los estrógeó (hormonas femeninas) sobre la testosterona (hormona masculina) que aparece con la edad en los hombres.

Al ser el crecimiento prostático un proceso lento los síntomas aparecen progresivamente, se llama prostatismo y aparecen secuencialmente entre ellos los principales son :

A veces se utilizan métodos para medir el flujo de la orina, y puede ser útil la ecografía abdominal para medir el tamaño de la próstata y descartar otras enfermedades en la vejiga o la presencia de cálculos en su interior.

Se utiliza la cirugía en los casos no controlados de retención de orina, infecciones repetidas de orina por la obstrucción prostática, en caso de presencia de sangre en la orina proveniente del adenoma prostático, en caso de formación de cálculos en la vejiga o si aparecen divertículos vesicales en el estudio realizado.
La cirugía de la Hipertrofia benigna de próstata es muy efectiva con los síntomas pero tiene muchos efectos secundarios, por ello la decisión debe ser muy pensada.
De modo simplificado, se puede decir que hay dos procedimientos quirúrgicos: la resección transuretral de la próstata y la adenomectomía prostática abierta.

Un análisis de orina permitirá saber si hay o no una infección urinaria coexistente.

Como en todos los casos los síntomas orientan al diagnóstico, con la sospecha clara se debe realizar un tacto rectal. Por medio de ésta exploración el médico puede palpar el tamaño de la próstata y saber si está aumentada de tamaño o no y su consistencia para descartar un tumor.

En ocasiones puede llegar a producir síntomas más graves como son la imposibilidad absoluta para orinar (retención urinaria), infecciones urinarias, la presencia de sangre en la orina o la alteración de la función de los riñones.
El pronóstico es impredecible y variable ya que puede permanecer estable o con cuadros más agudos en brotes o aumentar progresivamente o a veces debutar con una retención urinaria aguda . En la mayor parte de los casos es un desarrollo progresivo.
En algunos casos mejoran solo disminuyendo la ingesta de líquidos.

Otros factores predisponentes al aumento del tamaño de la próstata son la existencia, en personas mayores de 70 años, de obesidad, hipertensión, intolerancia a los hidratos de carbono por resistencia a la insulina y alteraciones en las grasas de la sangre. En estos casos el volumen prostático es cuatro veces superior y más rápido que en personas de la misma edad sin estos factores añadidos.